cpuEstamos entrando en una de las épocas más calurosas del año, es muy importante mantener nuestro pc debidamente refrigerado. El paso del tiempo, el polvo y el desgaste de rodamientos, así como la pasta térmica, etc., hacen que la temperatura de tu ordenador aumente drásticamente.

Un ordenador que no trabaja a su temperatura óptima de trabajo, a parte de limitarle la vida útil, resta rendimiento tanto en CPU como en GPU, llegando incluso a averiarlo por completo, porque aunque existen métodos de control, como puede ser la desconexión y apagado automático por elevación de temperatura, a veces las soldaduras que llevan los micros o las tarjetas gráficas se rompen, cristalizándose y dejan de funcionar.

Es muy importante hacer una limpieza física por dentro, ya que unos de mayores enemigos de un ordenador o portátil es el polvo. El Polvo es capaz de acumularse dentro del ordenador y obstruyendo las salidas y entradas de ventilación, haciendo que sea cada vez más difícil para el ordenador mantener una temperatura estable.

ventilacion obstruidaTambién hay que tener en cuenta de cambiar la pasta térmica del procesador del ordenador, pues con el tiempo y el calor puede llegar a cuartearse, y esto se traduce en un calor excesivo en nuestro ordenador que provocaría serios fallos en su funcionamiento.

Uno de los síntomas más fácilmente detectable es el incremento de ruido proveniente de la ventilación. Cuando vuestro ordenador empiece a hacer más ruido, es síntoma de que la ventilación está fallando y es hora de un buen repaso.

Recordad que un buen mantenimiento físico y periódico a vuestros equipos, os ahorrarán muchos disgustos.